martes, 8 de abril de 2014

En el bosque. Un laberinto de cartón































 “Penetré en el bosque entre dos árboles que se levantaban como columnas de una gran puerta. Mi corazón latía con fuerza.... Alguna cosa crujió muy cerca, y una sombra negra se movió a mi alrededor acercándose cada vez más. Busque un refugio, tropecé y me caí de cabeza al suelo.“

 Así habla el ratón al iniciar su viaje hacía el bosque en el libro "El Bosque" de Claire A. Nivola. 

Si este pequeño ratón se adentrara en nuestro laberinto de cartón “En el Bosque”, lo atravesaría en busca de la piedra de los deseos, y cuando la encontrase podría decirle sin que nadie le escuchara, un único deseo. En el camino encontraría árboles, escondites que descubrirían pruebas, miraría por agujeros, andaría con cuidado.
En su camino, tras los primeros árboles encontraría una  puerta grande y otra diminuta, junto a ellas descubriría una inscripción: Ene bene , nadie viene, ene bene nadie va, ene bene ¡ábrete ya! ,que tendría que decir en voz alta para poder pasar por la puerta.
Allí aparecerían unas huellas de lobo que tendría que seguir, ¿dónde le llevarán?
Cerca de allí escondido en un baúl, buscaría el dado que le permitiría salir de la trampa si cayese en ella.

Seguiría andando en busca del Castillo de Irás y no Volverás. Con cuidado de no ir a parar a la casa de las Brujas. ¿Tendrían ellas la piedra de los deseos? ¿O tendría que continuar buscando?

En el camino que conduce al Castillo, vería otro acertijo:  “Da tantos pasos como estrellas hay en la noche” ¿donde llegarás?, cuidado de nuevo con las brujas, pero más peligroso sería si llegara a la guarida del dragón.
El dragón custodia el Castillo, allí encontraría otra inscripción, para poder salir del Castillo de Irás y no Volverás tendría que resolver las adivinanzas.

Explorando el bosque encontraría el Palacio de los Espejos, que está en la salida . Allí dentro descubriría una nueva  inscripción: “Has encontrado la piedra y puedes pedir, en secreto,  tu deseo”, la piedra está dentro del palacio metida en un cofre, se acercaría para pedirle su deseo sin cogerla ni tocarla.
Así el pequeño ratón, saldría del bosque y volvería a su casa, sabiendo que uno de sus más profundos deseos se cumplirá, porque ha sido valiente, ha superado las pruebas... y a descubierto la belleza del bosque.
Nos gustaría que los visitantes de “ En el Bosque “ hicieran este recorrido, que es el que nosotros hemos imaginado y montado, y se sintieran como este pequeño ratón.
También puede ser que elijan tomar otros caminos diferentes ¿por qué no?

El laberinto se puede visitar desde el día 1 al 26 de abril en la "Casa del Rey" en Arganda a unos 30 km de Madrid. Os animamos a todos a que entréis en este bosque, nosotros estaremos allí los días 14 y 15 de abril.

lunes, 31 de marzo de 2014

En el Bosque






































No hay cuento donde no esté presente el bosque como escenario de pasajes imborrables en la memoria de todos nosotros. El bosque es un espacio de recreo y esparcimiento. Pero al mismo tiempo la oscuridad lo convierte en extraño, irreconocible, angustioso. Bosque y casa, noche y día, intemperie y cobijo, una frontera muy difícil de separar, como sucede con nuestra memoria.

Cuando somos pequeños y hacemos nuestras primeras visitas al bosque, solos o con algún amigo, nos gusta descubrir caminos y lugares no explorados por nosotros. Afrontar el reto de llegar a un lugar por primera vez, donde nos parece que el camino nunca se acaba, o que el salto para cruzar el río es toda una proeza.
El bosque se convierte en un laberinto, y atravesarlo supone superarse a sí mismo, crecer. Hansel y Gretel no vuelven de la misma manera de la que fueron abandondos en el bosque por sus padres. Ni Caperucita es la misma ingenua niña que se encontró y habló con aquel lobo.


El bosque es un lugar infinito, fascinante, lleno de misterios, una puerta entreabierta que nos incita a entrar. Por eso a nosotros nos inquieta y nos invita a adentrarnos en él. El nuestro es un bosque lleno de misterios, símbolos y personajes . Con la instalación "En el bosque" hemos creado un verdadero laberinto, un espacio a descubrir, que se lee y se cuenta cuando lo atraviesas, donde visitante y personaje se confunden en un mismo protagonista de la historia. En este recorrido cada uno irá encontrando, puertas que no se abren si no dices el conjuro,  jaulas de las que no podrá salir sin la ayuda de un cazador amigo, noches estrelladas, que te llevan hacía un castillo encantado custodiado por un dragón del que solo se puede salir si resuelves las adivinanzas, o una casa de una terrible bruja, un túnel, un pájaro perdido... encuentros y desencuentros que irán hilando múltiples historias, ya que cada uno construirá la suya, en función del camino del bosque que tome.
Encontrar la piedra de los deseos a la que le puedes pedir, en secreto, cualquier cosa, será la motivación para adentrarse en este bosque. Este laberinto tiene similitudes con el juego de la oca, se trata de un recorrido en el que descubriremos puentes, posadas, muerte, paraísos y demás simbolos que cada uno tendrá que superar para lograr salir de él.
   

En el proceso de diseño y construcción, hemos ido probando posibilidades de montaje y recorridos. Jugando con las variables en cuanto a escenas, lugares y acciones que el visitante va a encontrar. Para finalmente llegar a un Bosque/Laberinto que ocupa un espacio de más de 10 metros cuadrados, construido con planchas de cartón, de diferentes formas y tamaños, pensando siempre en la historia que cada vistante va a ir descubriendo a lo largo de su paseo.
Después de nuestra primera experiencia con un juego de gran formato, con “Build your own history”, donde eran los niños los que construían su propia historia jugando y montando ellos mismos utilizando piezas de cartón. Ahora planteamos una propuesta diferente, un espacio-laberinto ya definido, donde queremos que los niños/as, se aproximen a los cuentos de la tradición oral, de manera vivencial y lúdica. Visitar “ En el Bosque” será para ellos una experiencia de juego a partir de los elementos, personajes y acciones propias de los cuentos.

Para las visitas escolares hemos propuesto diferentes actividades con los niños/as, antes y después de la visita a la instalación, nos interesa mucho, lo que ellos van a contar, dibujar, lo que les va a quedar en el recuerdo después de entrar a “En el Bosque”.


La instalación estará abierta al público del 1 al 26 de abril en la Sala de Exposiciones de La Casa del Rey en Arganda del Rey ( Madrid). Se podrá visitar de Lunes a Sábado de 17:00 a 21:00 h. Visitas guiadas dirigidas a Centros Educativos en horario escolar.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Handmade toys












Algunas cosas no se pueden hacer si no entran dentro de un proceso industrial. Pero otras tantas, solo se pueden hacer buscando alternativas a este proceso.

De este modo hemos hecho una serie limitada de este juguete de cartón que ideamos como una de las recompensas en nuestro proyecto de la jungla de cartón "Jungling" cofinanciado gracias a Verkami y a muchos amigos que nos ayudaron a sacarlo adelante.

Se trata de un autobús de cartón de dos alturas, que se puede convertir un una sola si se desea porque tiene un suelo/techo con guías, con una puerta trasera con velcros que permite abrirse y una cajita en su interior con personajes de cartón para jugar (caperucita, el lobo, los tres osos, una bruja, un ogro...)

En las imágenes de este post se puede ver todo el proceso, desde el dibujo del troquel en la plancha de cartón hasta pasar al plano tridimensional. Las ruedas del autobús están unidas por unos ejes que permiten que podamos desplazarlo y jugar con los personajes en su interior.


Como en otras ocasiones, en nuestros proyectos, hemos utilizado procesos mecanizados para una parte del trabajo y nos hemos ayudado del manipulado manual para conseguir acabarlo. Esto nos permite poder llevar a cabo una pequeña producción de objetos sin las limitaciones del proceso mecanizado.



lunes, 17 de febrero de 2014

Genios de toda talla


























Hemos querido rescatar la fantástica "The Mystery Machine" de Scooby Doo, ese laboratorio de sorpresas o caravana de mago ambulante que iba de acá para allá con el fin de enfrentarse a los más extraños y fantasmagóricos casos. No había mejor fuente de inspiración para resolver este caso que caía en nuestras manos. ¿Cómo hacer un escenario desmontable que tenía que viajar por diferentes lugares a la búsqueda de la genialidad de aquellos que desconocen que la poseen? La escusa perfecta para rendirle un homenaje a estos genios de la magia, especialistas en desenmascarar engaños y patrañas. Y es que cada uno de nosotros escondemos alguna habilidad o genialidad y muchas veces el mago es quien nos la descubre.
Hay quién nace mago, pero los hay quienes se hacen con el paso de los años, porque descubren su lado rockstar, exhibicionista o charlatán.
De este modo hemos pensado en un casting de genios para la imagen del cartel de esta campaña que busca a los genios de la botella, del tarro o del frasco que hay por ahí esparcidos.


La Wolkswagen combi que sirvió a Scooby Doo y sus amigos nos ha inspirado para hacer la nuestra propia pero de cartón. Este modelo se desmonta en dos piezas ensamblables para poder viajar dentro de otra furgoneta con el resto de elementos, un escenario con un croma de TV donde se grabará a los aspirantes a magos, una botella que encierra a un genio que espera ser liberado y una mesa sobre la que el mago Rafa Tamarit hara sus trucos.

En las imágenes algunos de los bocetos y el montaje del escenario construído con la ayuda de XiCrea. También hemos hecho carteles, marcapáginas y chapas.