miércoles, 4 de febrero de 2009

Salto







3 comentarios:

danielsan dijo...

Amanece, me pongo en pie, una taza de café, espero.

milimbo dijo...

Esperar, esperar a que suceda!

PETER dijo...

Esa mancha irregular se las promete muy felices cada mañana al despertar.

Pero quién le iba a decir que, al final del día, sería una más. Minúscula, irregular.

Principio y fin. Acaso ocaso si, mirándolo desde el punto de vista adecuado, nos damos cuenta de que estamos a mitad del salto. Que todo lo que sube, baja.

Da miedo. Pero es bonito.

Pero sobre todo da miedo.