lunes, 10 de mayo de 2010

Emboscada































































Contar es un juego. Y jugar a esconderse una pasión. Lo hacemos de pequeños. pero también lo hacemos de mayores, nos escondemos hasta de nosotros mismos.

Jugar a contar, y contar hablando, transmitir. Los niños aprenden jugando decía Rodari. Sobre este escenario podemos jugar...contando, jugando con
los personajes, con la historia, con el final, con el principio,...
La madre, caperucita, la abuela, el lobo (¿y el cazador?).

Dicen que el buen narrador no cuenta siempre del mismo modo las historias. Así han llegado hasta nosotros historias muy, muy antiguas, a través de la voz, de la oralidad (Las mil y una noches). Las culturas más primitivas se han sustentado gracias a la transmisión oral.

Los cuentos son narraciones simbólicas, son un modo de explicar la realidad a través de símbolos. Es una representación de las vivencias que vamos a tener a lo largo de nuestra vida.

Las historias dan vueltas y "revueltas".
Nacemos y morimos, nacemos...

7 comentarios:

PETER dijo...

Para jugar a este juego supongamos, y ya es mucho suponer, que no hay reglas.

Pero un juego sin reglas es un ir y venir de despropósitos ¿Quién va primero? ¿quién va después? ¿Qué pasa cuando llego? ¿Dónde tengo que llegar?...
Me recuerda a algo que viví en otra vida... ¿esto es vida?

Juguemos a este juego empezando por la mitad. Sí, me parece un buen comienzo. Desde ahí ya veremos quién se come a quién y quién dice la mentira más gorda. Quién vive y quién muere.

Y al final, porque siempre hay un final (aunque no tiene que ser cuando todo acabe) será un final...

¡Qué final!

¿Qué final?

Cómo si yo lo supiera.

Si supiera el final, qué gracia tendría.

Si supiera el final, quién lo empezaría.

Pero merecerá la pena ser contado. Y una vez que sea contado, merecerá la pena que sea contado de nuevo. Y será diferente. En matices quizá. En colores, tal vez.

Pero jugar al escondite con el nudo y el desenlace, es sólo el principio.

milimbo dijo...

Has jugado!
Uhm, uhm...!

orlando dijo...

precioso!!

Alma Larroca dijo...

que hermoso juego!

txemacantropus dijo...

Hace tiempo que no pasaba por aquí y de nuevo me has sorprendido , eres valiente como Orlando.

milimbo dijo...

Hola Txema! Qué bueno saber de tí. Pues de eso se trata de épica, ideales y obstáculos que superar.

Beatriz dijo...

...y que nunca perdamos esa capacidad simbolica...
por ello, !un brindis!
chin chin