martes, 20 de marzo de 2012

Los hermanos Grimm
























A los hermanos Grimm les debemos gran parte de nuestra 
existencia. Estos apasionados de los libros, que estudiaron en Marburg, trabajaron como bibliotecarios en Hesse, como profesores
en Kassel. Y que hicieron una importante labor como recopiladores y transcriptores de estas historias que han influido ya de manera permanente en nuestra cultura occidental.

En 1803 empezaron a recopilar y elaborar los cuentos de la tradición oral en el entorno burgués de Kassel. A los hermanos les interesaba sobre todo sacar a la luz esas joyas que formaban parte de la riqueza nacional y, sin embargo, habían permanecido en la sombra hasta entonces.
En uno de los ejemplares del primer volumen, Wilhelm anotó los nombres de los informantes y entre ellos está su mujer, Dorothea, que entonces tenía 16 años, a la que escuchó alrededor de una docena de cuentos, entre ellos "Hansel y Gretel" (aunque en él aparecía la nota "según diferentes relatos de Hesse"). Otras personas a las que recogió cuentos para ese primer volumen fueron una hermana de Dorothea, Gretchen, la madre de estas y, sobre todo, la vieja Marie (que era quien contaba las historias a Gretchen y Dorothea). Además Jeanette Hassenplug, amiga de Dorothea, era una magnifica narradora y de ella provienen también algunos de estos cuentos, entre ellos "Barba Azul" y "El gato con botas", que recuerdan a Francia (la madre de Jeanette era de origen francés).

Los cuentos en un principio estaban destinados a un público adulto, pero cuando los Hermanos Grimm descubrieron que interesaban (y mucho) a un público infantil se dedicaron a refinar y suavizar sus cuentos. La colección ha sido traducida a 160 idiomas.

En la segunda edición contó con unos doscientos cuentos folclóricos recogidos por Jacob y Wilhem fue editada con escasos retoques, lo que la convirtió en la primera obra realizada en la historia con criterios auténticamente rigurosos y científicos, muy cercanos a los que utiliza la etnografía moderna, además contó con un prólogo de Wilhelm Grimm titulado "Sobre la naturaleza del cuento". En dicho texto, Wilhelm defendió que los cuentos folclóricos contemporáneos descendían directamente de los mitos religiosos antiguos, y que su importancia literaria e histórica estaba muy por encima de lo que se había tradicionalmente considerado hasta entonces.

Este año 2012 se conmemora el 200 aniversario del primer volumen de "Cuentos para la infancia y el hogar" que se publicó por primera vez el 18 de octubre de 1812. Y hemos sido invitados por Yuly Rodríguez de Byzebrabooks y Pistache Moustache, editorial con sede en Marburg (ciudad en la que estudiaron los Grimm) a realizar los carteles que conmemoran una serie de actos que empiezan esta misma semana en Marburg y que continuarán a lo largo del año en otras ciudades de la provincia de como Kassel, Hanau, Steinau.
Es nuestro particular tributo a estos grandes escritores y a los que les debemos haber conocido personajes como a Caperucita, Hansel y Gretel, Pulgarcito, Cenicienta...

Fuentes: Biblioteca CEIP La Senda y diario El Informador (Méjico)

3 comentarios:

patten dijo...

Nos hemos quedado sin palabras, cada día nos gustais más...amor

uve dijo...

enhorabona, estareu al limbo!

Luciano Sívori dijo...

¡Hola! ¡Muy buena nota! Los hermanos Grimm se convirtieron, sin buscarlo, en los recopiladores más influyentes de la historia.

Justamente yo también redacté una nota sobre ellos y los cuentos de hadas, los invito a todos a darse una vuelta para leerme, opinar y sugerir.

Link: http://bit.ly/THCu7v


Lindo artículo! Saludos!!

Luciano // https://www.facebook.com/sivoriluciano